Jueves Septiembre 20, 2018

Rector que no rige

 

Los condenables e inadmisibles sucesos de la UNAM del lunes pasado evidencian algo que ya se venía observando, el rector Enrique Graue Wiechers, no ha logrado mantener la estabilidad en la máxima casa de estudios el país.

La imparable venta de drogas en ciudad universitaria y otros planteles de la UNAM, la actividad “porril” por todos conocida, el acoso sexual, los frecuentes robos y hasta asesinatos perpetrados en su recinto, son pruebas de la pérdida de control de Graue sobre la rectoría que debiera ejercer.

Incluso su respuesta a la violencia del lunes fue tardía y tibia, sólo la presión social provocó una mayor reacción con la expulsión de 18 jóvenes agresores plenamente identificados por los videos de los hechos.

Ayer anunció la suspensión del coordinador operativo de Auxilio UNAM, Jesús Teófilo Licona Ferro, pero esto se observó más como búsqueda de chivos expiatorios que como una acción eficaz contra el peligroso clima de tensión vivido hoy entre los universitarios.

Licona debió haber sido suspendido no sólo de inmediato ante la violencia del lunes sino desde antes por su inacción ante el crecimiento de la inseguridad en el campus y la impune venta de drogas conocida y videograbada desde hace tiempo, con la generación incluso de violencia contra reporteros que se acercaron a dar cuenta de esos hechos.

Graue Wiechers tendrá que actuar con mayor inteligencia y oportunidad si no quiere que el problema se desborde, hasta ahora puede ser controlable si se pone del lado de la comunidad estudiantil que exige algo que debio hacer hace mucho, sacar a los porros de la UNAM.

Ambientes y Barrios

Es conveniente aclarar que el problema de la UNAM, sin violación a la autonomía, no es solo de los universitarios sino del país entero y muy especialmente del gobierno de la Ciudad, en cuyo territorio se enclava.

Para el Jefe del Gobierno capitalino, José Ramón Amieva es prioritario coadyuvar a la estabilidad, apagar el fuego hasta las pavesas para que no vuelva a encender el conflicto.

La investigación de los hechos del lunes con la detención de los culpables son acciones impostergables o de lo contrario la impaciencia juvenil de los estudiantes pueden generan situaciones indeseables para la UNAM y la ciudad entera.

Identificar a los actores materiales e intelectuales de la agresión es su deber inmediato. ¿Podrá con el paquete?

Mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Twitter: @salvador_mtz

-0-

 

 

 

6 de septiembre de 2018

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Ensamble Urbano